jueves, 22 de abril de 2010

CREACIÓN DE INSTRUMENTOS: EL XILÓFONO


El xilófono es un instrumento de percusión de origen asiático. Se compone de una serie de láminas de madera de diferentes colores, que al golpearlas con unos mazos producen diferentes tonos.

¿Qué necesitas para crear tu xilófono?

Para la caja:
Cartulina gruesa
Pinturas
Cola líquida
Fieltro
8 lápices de colores

Para los mazos:
2 palitos de madera de unos 30 cm
2 abalorios de madera
Barniz
Utensilios
Unas tijeras
Un pincel
Una regla
Un lápiz
Agua
Un sacapuntas
¿Cómo hacerlo?
Dibuja en la cartulina dos rectángulos iguales, de unos 25 cm x 4 cm, y deja en uno de los lados largos de ambos rectángulos una pestaña dentada de 1 cm aproximadamente.
Dibuja dos rectángulos más (sin pestañas dentadas), un poco más pequeños: uno de unos 20 cm y el otro de 15 cm.
Pinta una de las caras de todas las cartulinas del mismo color.
Haz un corte en el extremo de cada cartulina para que puedan ser encajadas entre sí. Las dos dentadas deben quedar paralelas entre ellas y perpendiculares a las otras dos, de manera que te quede un espacio cerrado.
A continuación recorta dos tiras de fieltro de 0,5 cm de ancho y 25 cm de largo y las pegas encima de las dos partes dentadas.
Finalmente coge los lápices y hazles punta hasta conseguir que cada uno sea unos 0,5 cm más corto que el anterior. Colócalos ordenadamente encima de la estructura montada y… ¡Ya tienes tu xilófono! Ahora sólo te faltan los mazos.
Los mazos:
Coge los dos palitos de madera y pega los abalorios en un extremo.
Pinta los palitos de un color y los abalorios de otro.
Barnízalo todo y déjalo secar.
Consejos:
Deja secar bien la cola y la pintura antes de continuar con tu creación.
Cuanto más corto sea el lápiz más agudo será el sonido que producirá. Sin embargo, es muy importante que ningún lápiz sea más pequeño que el ancho del xilófono, si no no se aguantarán encima.
Edad: A partir de 9 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada